brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy
brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy
brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy
brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy
 
brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy
brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy
brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy
brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy
 

brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy La parálisis de los músculos del hombro, codo y/o mano subsiguientes a un problema con esos nervios se llama Parálisis del Plexo Braquial. El Plexo Braquial es un grupo de nervios que le proporciona movimiento y sensación al brazo. Este grupo de nervios conecta la columna vertebral con el brazo y la mano. Cuando estos nervios tienen problemas, las señales que se dirigen a los músculos que les corresponden pueden quedar bloqueadas o debilitadas, impidiendo así que éstos se muevan normalmente. En algunos caos, al problema del Plexo Braquial también lo acompaña una parálisis parcial del diafragma y/o de la pupila del ojo en el lado afectado. La parálisis de la pupila se denomina síndrome de Horner. La parálisis parcial del diafragma se llama parálisis hemidiafragmática.

brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy El Dr. Wilhelm Heinrich Erb fue el primero en descubrir una versión de la parálisis del plexo braquial.
Los médicos han descrito la parálisis del brazo en los bebés incluso desde el siglo XVIII, pero fue el Dr. Wilhelm Heinrich Erb, un neurólogo alemán, el que ubicó la lesión más común en las raíces del 5° y 6° nervio cervical que suministran activación nerviosa al tronco superior del plexo. Esta lesión ocurrir actualmente en 1 de cada 1,000 nacimientos.

brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy No se han determinado cuáles son todas las causas de la parálisis del plexo braquial. Los investigadores han encontrado que ocurre a menudo en casos de alumbramientos difíciles vaginales o con operación cesárea. Las parálisis del plexo braquial en los bebés también pueden ocurrir cuando nervios clave en el cuello o en el brazo no se han desarrollado plenamente. Otras variables como el peso*, diabetes materna, madres primíparas o multíparas y alumbramientos difíciles también pueden desempeñar un papel en la Parálisis Infantil del Plexo Braquial. * (recién nacidos que pesen más de 4000 gramos, o sea, 8.8 libras)

brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy Existen muchos grados de severidad con respecto a la parálisis del plexo braquial. La parálisis del plexo braquial superior, o "parálisis de Erb", es el tipo más común de parálisis. Principalmente afecta a los músculos del hombro y del codo. El tipo que afecta al plexo inferior, o "parálisis de Klumpke", es poco común y afecta principalmente a la mano. La verdadera parálisis del plexo braquial ocurre cuando la totalidad de los cinco nervios resultan afectados.

brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy La perspectiva para el futuro de su hijo es positiva. Aproximadamente 9 de cada 10 bebés con parálisis del plexo braquial se pueden recuperar por sí solos. El resultado funcional final dependerá de la envergadura del daño sufrido por los nervios y la capacidad de sus padres de poder mantener las articulaciones flexibles y el bebé interesado en su brazo afectado durante los primeros meses de vida.

brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy El pronóstico para la parálisis de Erb, que es la más común, se considera es más favorable que los casos de parálisis de Klumpke o de parálisis total del plexo braquial. La presencia de parálisis hemidiafragmática o del "síndrome de Horner" se considera una señal menos favorable. Uno de cada diez niños que no se mejoran por sí solos seguirán teniendo debilidad y dificultad significativas en el uso del brazo en sus actividades cotidianas. Las deformidades tales como tener un brazo más pequeño y más corto, un codo permanentemente doblado o rotado internamente, se ven más frecuentemente en niños que no se han recuperado por sí solos.

brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy La Parálisis del Plexo Braquial no discrimina. La probabilidad de que un niño padezca de este tipo de parálisis se distribuye por igual entre los sexos, edades gestacionales y razas.
Ocurre frecuentemente en bebés perfectamente saludables y normales. La tasa de las parálisis del plexo braquial estadísticamente reportada es de aproximadamente 1 por cada 1000 nacimientos vivos.

brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy Existe mucha controversia en cuanto al tratamiento y potencial recuperación de los niños que padecen de parálisis de Erb. La principal razón de esta polémica se debe a la confusión en la literatura y en las estadísticas que han reportado diversas fuentes. La estadísticas sobre la recuperación completa pueden variar entre un 30% a un 95%. Sin duda esto refleja la especialidad del autor. Los médicos de atención primaria ven muchos más bebés que se recuperan que los médicos a los que se les pide que traten quirúrgicamente las lesiones de los niños que vienen remitidos a ellos. Además, está la cuestión de qué es lo que en realidad constituye una buena recuperación...

brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy  
brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy  
brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy  
brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy  
brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy
brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy
brachial plexus injury illustrations, brachial plexus diagram, diagram of cerebral palsy brain, bells palsy